5 trucos para preparar el mejor marisco

El marisco es uno de esos placeres que las gastronomía nos ha dado, ese bocado de mar que muchos intentamos disfrutar cada vez que podamos. Ya sean crustáceos como las gambas, moluscos como la almeja o cefalópodos como el pulpo, el marisco no es sólo un manjar de sabor inigualable, sino también una fuente de proteínas, vitaminas y minerales, ¡y además bajo en grasas!

El marisco es la perfección hecha plato, si bien una forma incorrecta de cocinarlo puede echar a perder la oportunidad de degustarlo. ¿Cuál es la mejor técnica de cocción? ¿Cuánta sal debo echar al agua? ¿Pelados o sin pelar? ¿Cómo sé si son frescos? En Movilfrit queremos que les saquéis todo el jugo al marisco -nunca mejor dicho-, por eso hoy os explicamos algunos trucos que te convertirán en el/la mejor cocinero/a de marisco.

¿Cuál es la mejor forma de cocinarlos?

Lo más sencillo y efectivo es optar por técnicas culinarias sencillas, tales como la cocción en agua o el asado a la parrilla. Siempre pueden incorporarse a un fumet para hacer un caldo de pescado más interesante o bien cocerse al court-bouillón (caldo con agua, vino blanco, sal gorda, especias), si bien los puristas del sabor a mar se decantarán por la primera opción a la hora de preparar el marisco.

Si cocemos el marisco, ¿cuándo lo echamos al agua?

Es uno de los temas más discutidos, si bien hay una regla básica que nos ayudará a dar con la clave. Si el marisco está vivo, lo echaremos al agua fría; si está muerto, se introduce en la olla una vez esté el agua hirviendo.

Esta regla no es aleatoria, sino que responde al hecho de que si el crustáceo está vivo, soltará las patas al notar el agua hirviendo y se quedará vacío. Si se calienta el agua poco a poco, el crustáceo no notará un cambio brusco de temperatura y, en consecuencia, no soltará las patas.

Agua de mar, ¿sí o no?

Es cierto que el agua de mar contiene la salinidad ideal para la cocción del marisco, pero no siempre podemos tenerla a mano. Se soluciona fácilmente, añadiendo sal gorda al agua dulce en la que vamos a cocer el marisco; se recomienda X cantidad de sal según el tipo de animal (consultar Aquí Tabla de Cocción y Cantidades de Sal).

¿Cómo se limpia el marisco?

Los crustáceos no necesitan un tratamiento especial, ya que están protegidos por su propio caparazón; sólo hace falta enjuagarlos con agua limpia y, una vez cocinados, ser despojados del hilo negro (estómago) que puede haber acumulado suciedad . Los moluscos pueden tener tierra, por eso es recomendable sumergirlos en agua con sal varias horas antes; si el agua se oscurece mucho, habrá que ir renovándola hasta que salga limpia.

¿Cómo se prepara un crustáceo a la plancha?

Lo mejor es cubrir toda la plancha caliente con sal gorda e ir añadiendo encima las gambas, langostinos, etc., junto con un buen chorro de aceite de oliva. Aunque pueden asarse sin caparazón, la cutícula que los cubre recude la pérdida de compuesto que dan sabor a la pieza, así que mejor ponerlos a la plancha sin pelar y con la cabeza. Separar la cabeza de las colas al cocinarlos no es buena opción, ya que se pierden los sabores.

La forma más fácil de cocinar el marisco a la plancha es utilizando la PE 500 Lux de Movilfrit. ¿Aún no conoces todas las ventajas y propiedades de nuestra plancha doméstica con resultados profesionales?

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Contacto

    • Movilfrit

      Av. Cornisa, 1-2ª Planta
      08690 Santa Coloma Cervelló
      Barcelona - España

      Tel. (+34) 936 301 453
      WhatsApp (+34) 634 975 873
      ventascentral@movilfrit.com

    • Síguenos